El hoy es ayer; el futuro no ha llegado.

Los retos de la Atención Médica y Sanitaria de hoy para mañana

El miércoles 13 de noviembre, acudí por invitación de Ignacio Para de la Fundación Bamberg a escuchar la ponencia en la Real Academia Nacional de Medicina de Boi Ruiz, consolidado asesor y gestor de la salud y, actual Consejero de Sanidad de la Generalitat de Cataluña.

Debemos adaptar el sistema a las personas, el hoy es ayer, y el futuro no ha llegado. Así concluyó su ponencia en  el Sr. Ruiz.

He extractado y añadido comentarios a 10 aportaciones del Sr. Ruiz espero que os agrade.

i) Políticas de largo plazo- Más vale prevenir que curar.

Resume el Primer administrador de la salud catalana, que hay que apostar por políticas a medio y largo plazo y como añade  el Sr. Porras,  Consejero Delegado de ASISA , que estas políticas a largo plazo deben ser coherentes con las políticas a corto plazo.

En definitiva entendemos que la salud es responsabilidad de cada uno, y como sociedad, debemos ser proactivos desde todos los ministerios y/o Consejerías de Gobierno como Interior-tráfico en seguridad vial, educación, trabajo, medio ambiente, pesca y alimentación, etc.

Para ello, el Estado ha de promover la educación desde la infancia para llegar a ser una sociedad de estilo de vida saludable, donde cada persona toma las riendas delautocuidado como responsable último de su propia salud y accede a una actitud preventiva para evitar males mayores.

Pensamos que el estilo de vida es uno de los factores que más impacta en el estado de salud y el presupuesto dedicado nos parece realmente muy bajo en España. Y aplaudimos por ello el anuncio de un plan estratégico basado en la racionalidad e inspirado en el Plan estratégico de salud Pública de la OMS para su consejería.

ii) Avanzar en los planes enfocados a los cuidados a crónicos.

El número de personas con enfermedades crónicas irán en aumento y deben gestionarse de forma proactiva y continua para evitar episodios severos de alto coste.

iii) Otras formas de acceso al servicio y otras formas de prestación de servicios.

Servicio tele médico para reducir el tiempo de acceso a especialista por ejemplo en tele dermatología y la ampliación en la asistencia domiciliaria.

iv) Es mejor que una infraestructura sanitaria resuelva los problemas del paciente  a aunque no esté tan próxima a su domicilio.

v) Incorporar al sector Público autonomía de gestión y que se rindan cuentas a la Administración, en forma de producción de salud y de cumplimiento presupuestario. Dar más libertad al cómo se hacen las cosas.

vi) Medir los resultados de salud de todos los centros asistenciales. Se hizo mención aquí al informe de la fundación ISIS que agrupa actores relevantes de la medicina privada. Queremos añadir que sería bueno comparar datos homogéneos de todos los centros del sistema de salud con independencia de si estos centros son públicos o privados.

vii) La genómica, la medicina bionuclear y la informática, van a cambiar en breve la forma de hacer medicina, respecto a este punto,  durante el turno de ruegos y preguntas, el Profesor Juan José López-Ibor ha comentado que no parece adecuado en el futuro organizar la profesión por especialidades.

viii) Una política proactiva y pedagógica en salud.

ix) Se ha llevado a cabo una reducción salarial para contener el gasto de salud y se ha cortado la inversión en bienes de capital.
La pregunta que nos hacemos si el sector público no invierte en bienes de equipo y se enfrenta a contingencias es: ¿Quién va a hacer la inversión de capital necesaria para mantener e incrementar la seguridad al paciente y la productividad?

x) El Sr. Ruiz mencionó la organización por procesos. Pensamos que al margen de las distintas consideraciones de modelos organizativos de las estructuras de salud, sean estos jerárquicos por el  tamaño de la organización y necesidades de Administración o descentralizados por motivos de gestión y rindiendo cuentas a los contribuyentes.
Pensamos que lo cierto es que un episodio es un proceso y como todos los procesos, debe someterse a las consideraciones comunes de cualquier otro proceso de producción de bienes o servicios para “eficientizarlo” conforme a criterios de calidad total. La metodología Lean u otras similares como Six Sigma, son de aplicabilidad a los procesos de salud y converger en la forma de hacer en todos los Estados de la Unión Europea.

Luis Silva Ponte. 
bestprofile.eu  Health and finance management consulting.

Internacional interim, Decisioning, Estrategia, Eficiencia (IDEE)

Búsqueda y prescripción de recursos y tecnologías aplicadas a la salud




Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *