Quo Vadis Europa- Sanidad convergente , sostenible y de calidad

Convergencia entre el sistema Bismark, y el Sistema Beveridge base del Sistema Nacional de Salud  y del National Health Service).


El año pasado, por mediación de José María Martinez García, publiqué para la revista Medical Economics un articulo de opinión con la colaboración profesional de mi amigo el Profesor Doctor Ernest Pelzing de la Universidad de Bochum, (escritor de opinión en Der Spiegel para temas de España y de cartas al director de El País en temas alemanes) sobre sanidad europea, en él concluíamos en total acuerdo, que presenciamos y presenciaremos “sine-die” una revitalización de la calidad total en sanidad. 


Concluimos así en el artículo, que el principal pilar para una salud sostenible y convergente en Europa, es hacerlo bien, seguro, en el menor tiempo, con el menor coste y a la primera.

Para ello eran, son y serán necesarios múltiples cambios y mucho trabajo por parte de todos los actores del sistema de salud.

Adjuntamos enlace del artículo original donde definimos los sistemas Bismark y Beveridge (NHS) con los antecedentes de nuestro análisis. Bismark Beveridge modelos de una sanidad en construcción


Dado el interés del artículo, y nuestra vocación europeista, os presentamos un post de evolución periódica de esta convergencia con los últimos datos disponibles en clave comparativa entre Alemania- , como locomotora Europea y como estamos en España y en Reino Unido.


Definición y Diferencias

El sistema sanitario público alemán, denominado sistema Bismark, es el más antiguo del mundo y data de finales del siglo XIX. De este sistema han surgido otros sistemas universales como el sistema británico, conocido como Beveridge, actualmente denominado National Health Service (NHS).El sistema de Salud Español es un derivado del sistema Beveridge.


Accesibilidad


Los alemanes pueden ir directamente al especialista y les cuesta un precio por visita o por periodo de tiempo de servicio. Si acceden directamente pagan más que si lo hacen a través de un médico de cabecera. Así. también en Alemania, el médico de cabecera actúa cada vez más como filtro asistencial, evita derivaciones al especialista y por ello ahorra gasto médico. En España y Reino Unido solo accede al especialista directamente quienes tiene un seguro de salud, es decir, es una capacidad que depende del nivel de renta.


Libertad de elección


Cualquier alemán puede elegir entre seguro y las cajas de previsión, mientras que el británico y el español de forma general esta obligado a recibir las prestaciones de la sanidad pública, y principalmente por ello, Alemania necesita dedicar mas porcentaje del PIB que cualquier otro país de la OCDE en sanidad. En Alemania una persona puede ir al especialista que quiera, además, los especialistas compiten por dar al paciente una cita lo mas cercana en el tiempo posible, y por supuesto, compiten en resultados. Reino Unido tiene consolidada la libertad de elección de medicina primaria y España solo lo tiene consolidado parcialmente.


Políticas


Parece que cualquiera que sea el país, la sanidad es un arma política con una sensibilidad política inelástica a la reducción del gasto.


Así en los últimos 11 años, Alemania dedica un 11% del PIB lo que supone un 1% mas de toda su producción durante el periodo. Reino Unido y España el 9,1% lo que supone un 2,4% más para el Reino Unido y el 2,1% más para España.

Alemania, en virtud de la Ley de contención del gasto sanitario, aprobada al hilo de la actual reforma del sistema de salud, es el sistema que más ha contenido el gasto durante estos últimos once años aunque sigue siendo el más alto de los tres. 


En 2011, 


Nuestro amigo y ex compañero de BUPA  John Headly y director de finanzas en el NHS Trust de Maidstone y Tunbridge Well me comenta que seguirán las reformas organizativas para poner al paciente como centro del sistema en Reino Unido, y todavía tendrán cuatro años con problemas presupuestarios que darán continuidad a las políticas de contención emprendidas.


La sostenibilidad española


El ritmo de crecimiento del gasto en España en un estudio para el periodo 2009-2011 realizado por diversas consultoras especializadas, concluye en una reducción durante el periodo menor al 2%, y esto no suma nada bueno a la sostenibilidad del sistema.


En España se ha reducido la factura de sanidad primaria y los fármacos, pero el gasto hospitalario, que es el más importante, ha crecido, se ha reducido a la mínima expresión la prevención y se está produciendo una preocupante reducción de bienes de capital que junto con las huelgas, donde ocurren, reducen la producción de salud especialmente durante los turnos de mañana.




Luis Silva Ponte. 
bestprofile.eu  health and finance management consulting.

Internacional interim, Decisioning, Estrategia, Eficiencia (IDEE)
Búsqueda y prescripción de recursos y tecnologías aplicadas a la salud


Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *